SITUACIÓN

A medida que las marcas de moda de zapatillas comenzaron a hacer avances tecnológicos, los corredores ya no vieron a ASICS como el claro ganador en la categoría de zapatillas de running. Esto hizo disminuir las ventas. Para evangelizar a los corredores en mercados clave, ASICS creó el GLIDERIDE ™, una zapatilla innovadora diseñada para ayudar a los corredores a ahorrar energía mientras corren.

Nuestro objetivo era lanzar GLIDERIDE ™ en un mercado abarrotado de opciones para el consumidor, y posicionar a ASICS como la opción ideal para corredores de alto rendimiento.

La mayoría de las marcas se enfocan en premiar a quien cruza la línea de meta en primera posición. Pero nosotros queríamos transmitir que aquello que realmente nos separa de la competencia es nuestra forma de pensar. ¿Qué pasa si la línea de meta realmente nos impide alcanzar nuestro verdadero potencial?

Con esta idea en mente, creamos la Eternal Run, una carrera sin meta. Invitamos a 23 atletas, influencers y periodistas con variadas habilidades para correr a Bonneville Salt Flats en Utah. A cada uno se le asignó un ritmo, pero sin ruta ni marcapasos, los corredores participaron en la carrera definitiva: una carrera contra ellos mismos.

Capturamos imágenes, un video de dos minutos, un spot de un minuto y un documental de 10 minutos para contar nuestra historia a diferentes públicos, mientras que el talento y los periodistas comenzaron su acercamiento nada más terminar la carrera.